Living Planet Report 2014

El reporte Living Planet 2014 de la WWF junto a la Global Footprint Network, Water Footprint Network y Zoological Society of London nos muestra una vez más como la actividad humana ha impactado la vida sobre la Tierra.

En la versión 2014 de este informe nos quedamos con una alarmante cifra: entre 1970 y 2010, las poblaciones de vertebrados en el mundo han disminuido en promedio un 52%. Esto quiere decir, que más de la mitad de las poblaciones de mamíferos, pájaros, reptiles, anfibios y peces ha desaparecido de la Tierra en menos de dos generaciones humanas.

Los indicadores del Living Planet Report 2014 nos muestran que la gran demanda que la humanidad ejerce sobre el planeta está por sobre las capacidad de éste de regenerarse.

La Huella Ecológica (Ecological Footprint) señala que la forma de vida actual de la humanidad, requiere 1.5 Tierras para ser satisfecha. De acuerdo a los cálculos de los autores, por más de 40 años las demandas de la humanidad han excedido la biocapacidad planetaria de regeneración.

La Huella del Agua (Water Footprint) nos muestra los cuantiosos volúmenes necesarios para soportar nuestro estilo de vida, especialmente en agricultura. A medida que la población humana crece, aumenta el consumo, pero no ocurre lo mismo con la cantidad de agua fresca disponible. Hoy, más de un tercio de la población humana vive en cuencas de ríos que experimentan escaseces críticas por al menos un mes al año.

En términos de Límites Planetarios, el Living Planet Report 2014 presenta nueve indicadores críticos para la vida en la Tierra. Al exceder estos límites, podemos sobrepasar umbrales más allá de los cuales cambios abruptos e irreversibles pueden suceder. Tres de estos indicadores aparentemente ya han sido sobrepasados, este es el caso de la Pérdida de Biodiversidad, la Concentración de dióxido de carbono en la atmósfera – Cambio Climático y el flujo biogeoquímico del Nitrógeno. Todavía estamos a tiempo de tomar acciones correctivas, pero esta ventana de tiempo cada vez se achica más.

El capital natural es un concepto clave a lo largo del reporte. Si bien este concepto es una metáfora económica, en él se ven representadas nuestras opciones de prosperidad económica y de vivir cómodamente. Superficialmente puede parecer que en un mundo donde existe tanta pobreza, preocuparse de la naturaleza es un lujo. Pero la verdad es que para la mayoría de los pobres alrededor del mundo, la naturaleza es su fuente de vida.

La clave está en entender que vivimos en un planeta con recursos finitos, y que debemos aprender a usarlos mejor, a compartirlos y distribuirlos de forma más equitativa. Hoy en el mundo un billón de personas sufre de hambre, 768 millones no tiene acceso a agua limpia y 1.4 billones carece de acceso a una fuente de electricidad.

Al sacar de la naturaleza a una tasa más alta que la regenerativa, estamos poniendo en jaque nuestra propia supervivencia. Cambiar la situación actual de la Tierra depende de nosotros. En nuestras manos está organizarnos y exigir que nuestros líderes tomen medidas efectivas que permitan detener la situación de deterioro en la que nos encontramos, para lograr regenerar los ecosistemas que la Tierra y nosotros necesitamos para vivir y prosperar en armonía con la naturaleza.

1 Comment

  1. Pingback: Día mundial del medio ambiente - bcmty.org

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *