Ébola y el hambre en África

La epidemia de ébola que se vive en áfrica occidental, y que ya ha cobrado más de 4,900 vidas, amenaza ahora con desencadenar una crisis alimentaria en los países en que el virus está más expandido.

Guinea, Liberia y Sierra Leona ya vivían una situación de inseguridad alimentaria antes del brote de ébola. Especialmente Liberia, país en que más del 30% de sus habitantes están malnutridos. Las cifras en la población infantil indican que entre un 35% y un 45% de los niños en edad preescolar ven afectado su desarrollo por no tener acceso a una mejor alimentación. Todas estas tasas se han mantenido relativamente igual desde hace 25 años en estos países africanos.

Los precios de los alimentos ya han subido en las zonas afectadas de acuerdo a información de la FAO. Esto puede deberse a que los campesinos han abandonado sus campos en busca de lugares más seguros. Esta situación combinada con la cuarentena y restricción de movimiento han impactado en la cantidad de mano de obra presente para la cosecha, que ha sido menor y esto ha hecho que los precios suban. Las restricciones de movimiento también han hecho que regiones de estos países que suelen importar alimentos, vivan situaciones de escasez.

En Sierra Leona, país que cerró sus escuelas, los estudiantes que solían recibir raciones como parte de programas de alimentación, hoy están sin ésta fuente de nutrición. Por otro lado, las presentes restricciones para comer carne salvaje, han impactado otra fuente de alimento de la población local.

Como vemos, la situación puede convertirse rápidamente en algo aún más complicado. Es importante que las organizaciones internacionales lleguen pronto con ayuda para paliar este creciente problema. Recordemos que muchas veces las crisis alimentarias repercuten en las personas, y especialmente de los niños, por toda su vida.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *