Masivo auge en inversiones en proyectos de infraestructura y su implicancia en la sustentabilidad de nuestras sociedades

En medio del decaimiento económico, varios grupos, entre los que destaca el G-20, el Banco Mundial, IMF y China están apostando por una estrategia que privilegia la inversión en proyectos de infraestructura con el fin de ‘reactivar’ la economía.

Esta estrategia incluye el uso de dineros públicos, como impuestos y fondos de pensión, además de asociaciones público-privadas. Con respecto a estas últimas, ya existen problemas en cuanto a la responsabilidad y proyectos que simplemente han fallado.

Los líderes mundiales buscan acelerar el crecimiento económico promoviendo un modelo de infraestructura, inversión y desarrollo, que se planea mueva varios trillones de dólares.

Este modelo podría afectar tanto al medio ambiente como a la ciudadanía en varios aspectos: todo parece indicar que los proyectos no estarán basados en la sustentabilidad (social, económica y ambiental); los actuales tratados de libre comercio e inversión, privilegian los derechos de inversionistas, mientras que al mismo tiempo, existen muy pocos mecanismos que privilegien los derechos humanos y de la tierra; lo que fomenta la iniquidad y la degradación ambiental y del tejido social.

Es importante destacar que la mayor parte de los proyectos considerados, no corresponden a pequeños adelantos para los más necesitados, como hospitales y agua potable; sino a la construcción de carreteras, puertos y otras obras ligadas con el comercio internacional y la generación de electricidad.

1 Comment

  1. Pingback: Oposición local a la construcción de la represa Gibe III en el Lago Turkana, Kenia - bcmty.org

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *