Amenaza a los arrecifes de coral

Los arrecifes de coral constituyen un importantísimo ecosistema marino; en ellos viven más del 25 por ciento de las especies marinas de peces, en una superficie que representa menos del 0,1 por ciento del suelo marino.

El calentamiento sostenido de los océanos puede traer consecuencias desastrosas para los arrecifes de coral. El bleaching (decoloración) de los corales ocurre cuando éstos pierden contacto con las algas zooxanthellae. Estos organismos viven de forma simbiótica y producen un hábitat estable. Sin embargo, los arrecifes necesitan ciertas temperaturas oceánicas para desarrollarse, cuando las temperaturas aumentan, estos organismos se separan y el coral pierde sus vibrantes colores. Una vez que el coral se ha decolorado, éste comienza a decaer y es muy difícil que vuelva a recuperarse.

Desde hace algunas décadas, eventos masivos de bleaching han sido identificados por científicos. En 1998, debido a la influencia de El Niño, las temperaturas oceánicas aumentaron y se produjo un evento masivo de decoloración a lo largo del Océano Pacífico e Índico y los mares Rojo, Mediterráneo y Caribe, además del Golfo Pérsico.

Luego, en 2010, se produjo otro evento masivo de decoloración, esta vez sin la presencia de El Niño. Un grupo de científicos, liderado por Mark Eakin, teme que durante el 2015 se produzca otro evento de bleaching a gran escala. Considerando los datos del NOAA en relación a la temperatura en aumento constante de los océanos, esta proyección podría convertirse en realidad.

Los corales no solo están amenazados por el aumento de la temperatura oceánica, la acidificación de los océanos, debido a la absorción de carbono de la atmósfera, dificulta la incorporación de carbonato de calcio, parte integral de la estructura de los corales. Por otro lado, la pesca masiva y la contaminación también afectan a estos increíbles ecosistemas.

Mientras no logremos detener el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, el destino de los corales del mundo seguirá pendiendo de un hilo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *