Un tercio de los acuíferos de la Tierra están en peligro

Un tercio de las mayores cuencas de aguas subterráneas de la Tierra se están agotando rápidamente debido al alto consumo humano. Esto indica claramente dos nuevos estudios dirigidos por la Universidad de California, Irvine, que utilizando datos de los satélites climáticos GRACE de la NASA, revelan que la Humanidad está consumiendo agua subterránea rápidamente sin tener en consideración cuándo esta podría agotarse.

Estos estudios son los primeros en caracterizar exhaustivamente las pérdidas a nivel mundial de aguas subterráneas utilizando los satélites de la NASA que miden las anomalías en la gravedad terrestre debido a las masas de agua.

En el primer artículo, los autores reportan que 13 de los 37 acuíferos más grandes del mundo, estudiados entre 2003 y 2013, se están agotando, ya que reciben poca o ninguna recarga de agua. Ocho fueron clasificados como “estresados”, casi sin reposición natural para compensar el uso. Mientras que otros cinco resultaron ser “extremadamente” o “muy estresados”, dependiendo del nivel de reposición de cada uno.

Los acuíferos más estresados se encuentran en las zonas más secas del mundo, donde las crecientes poblaciones humanas usan mucha agua subterránea para solventar los métodos modernos de agricultura.

Algunos de los acuíferos en vías desaparición son el de la cuenca del Indus, del que dependen más de 1600 millones de seres humanos y el de la cuenca del Murzuk-Djado en el norte de África.

Otros cinco acuíferos, que incluyen el del valle central de California, están extremadamente o altamente estresados, con algún reabastecimiento natural, pero insuficiente para paliar la creciente demanda de agua, exacerbada por la sobrepoblación, la agricultura intensiva y el cambio climático.

En el estudio complementario los científicos concluyen que el volumen restante de agua subterránea utilizable a nivel mundial es poco conocido, y que se conocen estimaciones que a menudo varían enormemente. Es probable, dicen los científicos, que el volumen total de agua subterránea sea mucho menor que lo indicado por estimaciones rudimentarias realizadas hace décadas.

La escasez de las aguas subterráneas ya está generando consecuencias ecológicas, como por ejemplo el agotamiento de ríos, la disminución de la calidad del agua y el desplome de tierra.

Al comparar las tasas de pérdida de agua subterránea obtenidas desde los satélites, junto a los datos sobre la disponibilidad de aguas subterráneas, los científicos encontraron importantes discrepancias al proyectar el tiempo de agotamiento del recurso. Por ejemplo, en el sistema acuífero del noroeste del Sahara, que se encuentra estresado, las estimaciones de agotamiento varían entre 10 y 21.000 años.

Este nivel de incertidumbre, en una sociedad altamente dependiente de las aguas subterráneas, es intolerable. Futuras investigaciones continuaran explorando estos temas, claves para la resiliencia de la población mundial, pues el reabastecimiento de los acuíferos toma décadas o hasta siglos.

1 Comment

  1. Thomas King

    Modernos metodos de agricultura tienen sed en NZ tambien. Pero hay otros diablos junto con esta industria esencial a la economia de nuestro pais. La mayoria de nuestras reservas estan aqui en la isla del sud, el corazon de nuestra industria Agricola. Y el centro de turismo un otro sector vital a la venta de Kiwi Inc al mundo. Turismo es parte de la vida de kiwis y nos gustamos ofrecer buenas imagenes de este paraiso a nuestros visitantes. Pero esta parte del mercado kiwi no es perfecto y aveces es muy toxico. Por ejemplo, cuando se desea ofrecer servicios turisticos hay que tener suficiente aqua para ambos la poblacion local y los visitantes. Afortunadamente, NZ es una Tierra mojada no como los paises Mediterraneano como Malta, Cyprus y otras islas que falta un nivel de agua para sus enormes deseos. Pero, este problema quizas va a llegar a nuestra nacion en unos anyos. El estres en los acuiferos es ahora un asunto que nuestra ciudad comprende mucho mejor que todo el resto de NZ. Despues de los terremotos era mucha ira en la ciudad especialmente en chch oriental con la ausencia de agua potable en sus pobres barrios. Entretanto en oeste chch, el riego de jardines y los campos de golf continuaban usar este precioso fluido para nuestra imagen turistica ‘The Garden city’. Hoteles con agua caldo, piscinas con un mar de liquido sagrado y fuentes mas magnificas que las en el palacio de Versailles. Era una cruel vision para nuestros ojos Orientales. Unas personas viviendo la buena vida mientras tanto unos ciudadanos en un nuevo tipo de Kalahari-Canterbury completamente seco. Un brutal momento en nuestra historia, pero con una moraleja importante. Lecciones que debemos aprender para prepararnos para un futuro de incertidumbre.

    Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *