Protección para las selvas de Sumatra

Uno de los últimos lugares en la Tierra donde los elefantes, tigres y orangutanes coexisten hoy de manera armoniosa ha sido protegido recientemente por las autoridades de Indonesia y la WWF.

La nueva reserva ha sido entregada en la forma de una concesión para la conservación por parte del Ministerio de Asuntos Forestales. El terreno concesionado comprende 100,000 acres de selva tropical en Sumatra, Indonesia.

La administración de este terreno combinará enfoques innovadores de financiamiento, por parte de la World Wildlife Fund (WWF), la Sociedad Zoológica de Frankfurt (FZS) y el Proyecto Orangután (TOP), con el fin de proteger los recursos naturales que ahí se encuentran, en vez de explotarlos.

WWF

WWF

El lugar protegido es conocido como Bukit Tigapuluh o ‘Treinta Cerros’ y permitirá la protección de una de las últimas selvas tropicales en la zona central de Sumatra. La licencia de conservación ha sido entregada a los diferentes grupos de conservación por 60 años, quienes podrán administrar la zona con el fin de proteger a especies como elefantes, tigres y orangutanes.

En la zona de Bukit Tigapuluh se encuentran en marcha varios proyectos que tienen por fin lograr una mejor convivencia entre los seres humanos y la fauna nativa. Una de estas iniciativas es la asociación entre WWF-Indonesia y Michelin, quienes están produciendo caucho ‘sostenible’, reduciendo los conflictos entre humanos y elefantes en plantaciones de caucho.

En Treinta Cerros se encuentra en funcionamiento el único programa exitoso de reintroducción de orangutanes de Sumatra, los animales han sido rescatados del comercio ilegal de mascotas y retornados al medio silvestre. FZS, TOP y sus socios han liberado 160 orangutanes. En la zona viven además alrededor de 30 tigres y 120 elefantes de Sumatra, ambas especies en crítico peligro de extinción.

© Fletcher & Baylis / WWF-Indonesia

© Fletcher & Baylis / WWF-Indonesia

Para lograr este triunfo de conservación, las ONG establecieron una empresa comercial a cargo de una “concesión de restauración del ecosistema” que busca maneras compatibles con la vida silvestre para generar ingresos. Entre estas se encuentra la venta de ratán, la explotación de “caucho silvestre” de sombra y la cosecha de plantas medicinales del bosque.

“Me siento honrado de que mi Fundación forme parte de este esfuerzo para proteger Treinta Cerros. Este increíble lugar – donde elefantes, orangutanes y tigres coexisten en la naturaleza – es también uno de los más amenazados. Nuestro trabajo para proteger esta zona es un ejemplo de lo que puede lograrse cuando las organizaciones interesadas, los gobiernos y los individuos trabajan juntos para crear un futuro donde la naturaleza y las personas puedan prosperar”, manifestó Leonardo DiCaprio, actor, ecologista y miembro del consejo de WWF. “Para proteger este paisaje, WWF y sus socios tuvieron que pensar en grande y de forma diferente. Estamos trabajando juntos para asegurar la protección de un lugar extraordinario y crear un futuro mejor para las comunidades locales en el área de Bukit Tigapuluh. Éste es un modelo para otros proyectos de conservación alrededor del mundo”.

© Alain Compost / WWF-Canon

© Alain Compost / WWF-Canon

Sumatra tiene una de las tasas de deforestación más altas del planeta y hoy restan aproximadamente 130 mil kilómetros cuadrados de hábitat para la vida silvestre, del cual sólo un tercio tiene algún tipo de protección contra el desarrollo y la tala. Desde 1985, Sumatra ha perdido por lo menos la mitad de su superficie forestal, esto ha provocado que especies como los elefantes, tigres y orangutanes estén siendo orilladas y expulsadas a porciones de bosques cada vez más reducidas dentro de un mar de plantaciones de pulpa, papel y palma aceitera.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *